Padecimientos

Estrés

Padecimientos relacionados con estrés.

¿Qué es el estrés? “Fuerza que al actuar sobre un cuerpo produce tensión o deformación”

Los estímulos estresores pueden clasificarse en dos categorías:

Estresores biológicos: aquellos que provocan la respuesta de estrés debido a su acción fisiológica directa entre los que se encuentran el café, el té, las anfetaminas, etc.

Estresores psicosociales: debidos a la interpretación o valor que cada individuo le asigna a una situación determinada. Dicho significado o valor determina la respuesta tanto emocional como conductual que se tendrá.

El síndrome general de adaptación al estrés incluye tres etapas:

1.- Reacción de alarma durante la cual ocurre un “alertamiento” del sistema nervioso simpático, estimulación adrenal, liberación de hormona adrenocorticotrópica, cortisol, hormona del crecimiento y prolactina. Incremento de la actividad tiroidea y ansiedad.

2.- Resistencia: se produce una reducción de la actividad cortical adrenal, reducción de la actividad del sistema nervioso simpático y se comprometen los mecanismos homeostáticos.

3.- Agotamiento: las estructuras linfáticas aumentan, se manifiestan enfermedad y disfunción de los órganos blanco, se incrementa la vulnerabilidad hacia la enfermedad, se manifiesta agotamiento psicológico o depresión.

Actualmente se acepta que existe una serie de padecimientos relacionados con el estrés: cefalea, insomnio, depresión, ansiedad, ataques de pánico, gastritis, y úlceras, por mencionar algunos. Y se acepta que la mayoría de estos padecimientos tienen un componente neurológico.

También se sabe que el estrés ocasiona diversas respuestas fisiológicas en el organismo: disminución de la temperatura periférica, incremento de la conductividad de la piel, modificación de la presión sanguínea, tensión muscular, etc.

Mediante las técnicas de Neurofeedback (neuroretroalimentación) y Biofeedback (bioretroalimentación), el paciente juega un rol activo a lo largo de todo el proceso terapéutico, ya que el aprendizaje de dichas técnicas le permite controlar a voluntad los ritmos cerebrales y otras respuestas fisiológicas.

La ansiedad es un síntoma que acompaña a diversos trastornos dentro de los padecimientos psiquiátricos.  Se calcula, en la postura optimista, que el 15% de la población presentará en algún momento de su vida, algún padecimiento que se acompañe de ansiedad. En las proyecciones pesimistas la estimación llega a ser del 40%.

En pacientes con elevados niveles de ansiedad, el electroencefalograma se caracteriza por la presencia de actividad beta difusa de mediano-alto voltaje con disminución o ausencia de ritmo alfa. Es en estos pacientes en los que la aplicación de la técnica de Neurofeedback ha mostrado ser de gran utilidad, ya que al recibir un entrenamiento para la producción de actividad alfa los síntomas relacionados con la ansiedad se reducen de manera importante.

El paciente aprende de una manera rápida y eficaz a lograr un estado de relajación, esto es posible porque los ritmos cerebrales reciben un condicionamiento, mediante la técnica de Neurofeedback, que permite al cerebro adoptar un estado fisiológico diferente, no sólo se modifican sus ritmos cerebrales, además, se produce actividad alfa de forma espontánea.

Neurofeedback, además de ser un tratamiento no invasivo, permite que el paciente adquiera el control del problema, el locus de control es interno. Una gran diferencia de cuando se administran ansiolíticos, ya que además de los efectos secundarios indeseables, el paciente aprende que el locus de control es externo; su bienestar depende de la ingestión de medicamentos.